¿SUFRES ESTRÉS Y NO SABES CÓMO PLANTARLE CARA?

Hoy en día, quien más y quien menos tiene síntomas de estrés y ansiedad debido a las múltiples actividades que desempeñamos diariamente. Rutinas hiperactivas que nos hacen sentir que el tiempo corre sin que prácticamente nos demos cuenta.

En nuestro país existen miles de personas con ansiedad no diagnosticadas correctamente, esto da lugar a enfermedades más serias en e largo plazo debido a la presión prolongada en el tiempo que en algún momento nos hace "estallar" y derivar en enfermedades más serias.

¿Cómo saber si padecemos estrés?

Existen una serie de señales de alerta que vale la pena tener en cuenta todas ellas, indicios de “agotamiento” por las reiteradas sobrecargas de estrés. Un buen primer paso para manejarlo es escuchar las señales de tu cuerpo y tomar conciencia de cómo tú percibes el estrés.

Reacciones fisiológicas causadas por el estrés:

  • Tensión muscular
  • Frecuentes jaquecas
  • Frecuentes palpitaciones
  • Insomnio
  • Frecuente dolor estomacal
  • Hipertensión arterial
  • Problemas sexuales
  • Reacciones cognitivas
  • Problemas de memoria
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Dificultades de concentración
  • Nerviosismo
  • Reacciones emocionales
  • Cambios de humor
  • Mayor irritabilidad de lo habitual
  • Tristeza
  • Preocupación y ansiedad
  • Cambios en el comportamiento
  • Peores hábitos alimenticios (a veces, sólo café al desayuno)
  • Mayor ingesta de alcohol (para calmarse)
  • Más cigarrillos por día (en el caso de fumadores)
  • Enfermedades relacionadas con el estrés

 

Es importante detectar  y manejar la situación a tiempo, por ello es recomendable trabajar cada día escuchando a nuestro cuerpo. Existen numerosas técnicas muy de moda en los últimos tiempos; mindfullness, meditación... todas ellas necesitan técnicas para llevarse a cabo y el resultado suele ser realmente bueno en las personas que lo practican. Si no tienes tiempo para ir a clases o tutorales de estas técnicas, puedes comenzar por dedicar 5-10 minutos a hablar con uno mismo y valorar las emociones a las que nos enfrentamos cada día.

Muy importante y a veces directamente relacionado con nuestro estado de ánimo es la alimentación que llevamos, es muy recomendable cuidar la dieta, procurar comer frutas y verduras a diario en las dosis necesarias que nos aportarán vitaminas y minerales cruciales para mantener buenos niveles energía. No hacer dietas de adelgazamiento muy estrictas ya que esto da lugar a falta de nutrientes y en ocasiones hacernos sentir débiles y bajos de ánimo.

Cuídate desde el interior y lo verás reflejado en el exterior.

LUXMETIQUE BEAUTY IN-OUT! 

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies